domingo, 21 de octubre de 2018

Análisis Fundamental: ¿está barata Sacyr?


Este fin de semana he puesto mis ojos en la evolución de las cuentas de Sacyr durante los últimos años y la verdad es que me sorprenden positivamente. Buena evolución del volumen de facturación o cifra de negocios, que marcha decididamente al alza, con una cartera de ingresos creciendo a buen ritmo, con un salto notable en magnitud durante el año 2017, un EBITDA creciendo a doble dígito y una deuda que también se ha reducido notoriamente en los últimos tiempos. Además, ha vuelto al dividendo, una circunstancia que siempre es bien valorada por el pequeño inversor. A continuación os mostraré un resumen de estas cifras, así como los distintos cálculos de PER y BPA referidos al cierre del pasado viernes en los 2.38 euros.

En primer lugar, os voy a mostrar la evolución de resultados para Sacyr desde el año 2014 hasta los últimos resultados presentados en el primer semestre de 2018 (2018 1S). Así mismo, aprovecho la ocasión para recordar que el próximo jueves 15 de noviembre presentará los resultados correspondientes al tercer trimestre de 2018 (2018 3T).

Como os decía, las cifran crecen a buen ritmo, incluyendo la deuda neta en el último año, circunstancia a la que no daría especial relevancia, puesto que posiblemente se deba a las inversiones que está acometiendo debido al gran incremento sufrido en su cartera de ingresos.

Se puede dividir el modelo de negocio de Sacyr en 4 grandes áreas: 
  • Ingeniería e Infraestructuras.
  • Concesiones.
  • Servicios .
  • Industrial. 
El negocio de concesiones sigue siendo con diferencia el principal componente del EBITDA, pero a juzgar por la evolución del negocio - que conste que todos ellos crecen en el último año - me inclino a pensar que el área de ingeniería e infraestructuras y servicios van a ir cobrando mayor relevancia en la cuenta de resultados, lo cual considero como algo positivo para aquellas inversiones de medio y no tan a largo plazo. 



Desde el punto de vista del dividendo, Sacyr ha recobrado el pago del mismo, aprobando dos entregas en el presente año 2018. El primero de ellos por importe de 0,052 euros (1 acción por cada 48 acciones) y el segundo de ellos por importe de 0.051 euros (1 acción por cada 48 acciones). Lo cual hace un total para 2018 de 0.103 euros por acción, lo que supone una rentabilidad por dividendo del +4.3% a los precios de cotización actuales. El pay-out estaría en los entornos del 55% del beneficio neto. Se prevé que el dividendo se mantenga para el 2019, aunque no descarto que pueda verse incrementado a tenor de la buena evolución de los resultados.

Así las cosas, y teniendo en cuenta que el número total de acciones en circulación es de 553,555.329 acciones y que la capitalización de la compañía ronda los 1.320 M€, con los resultados obtenidos en 2017 tenemos un PER y BPA:
  • BPA 2017 = 0.234
  • PER 2017 = 10.13
Las estimaciones para el 2018 son positivas, mejorando los resultados obtenidos en el 2017, luego probablemente tengamos un mayor BPA 2018 y un PER 2018 por debajo de 10. Y ahora qué piensan... ¿está barata Sacyr?


1 comentario: